ALT INNOVACIÓN

Transformando la innovación. De la visión a los resultados

Ser emprendedor y tener una cultura de innovación es clave en una organización para saber detectar oportunidades que ayuden a las personas a avanzar en competitividad.

La innovación empresarial es uno de los motores económicos. Permite el crecimiento de los negocios y es la base de la mejora de las organizaciones. Para instaurar la innovación y que las empresas se sumen a esta cultura del cambio, deben querer hacerlo de forma explícita.

La innovación empresarial debe suponer una forma de vida para todos aquellos que quieran destacar y triunfar en el mercado actual.

¿Qué conlleva la innovación empresarial?

La innovación está directamente relacionada con los procesos de mejora. Innovar en un negocio no es solamente cambiar las formas de actuación o hacer cosas diferentes, sino que implica hacer algo mejor.

Innovar en las organizaciones conlleva el desarrollo de nuevos productos o servicios y la mejora de las tecnologías y procesos existentes para resolver problemas y seguir creciendo.

En los últimos años se ha confundido el concepto de innovación empresarial y el de I+D. Hay que tener claro que la innovación empresarial va más allá de los límites de la investigación, se centra en la relación de la empresa con los usuarios y los consumidores a través de diferentes herramientas y procesos.

La cultura innovadora en Gato&Partners

Antes de impulsar la innovación en Gato&Partners realizamos un diagnóstico de la capacidad para innovar de cada empresa. Es decir, la forma en la que se pueden definir las áreas clave en las que concentrar los esfuerzos para alcanzar objetivos y potenciar la capacidad de seguir con la innovación en el paso del tiempo.

En nuestro equipo no nos dirigimos a especialistas en I+D sino a directores generales y altos cargos que pueden cambiar y transformar la cultura de una manera ordenada en la compañía para que esta actitud esté completamente ligada. Tiene que estar relacionada, a su vez, con nuestro proceso de cultura.

Hay que tener en cuenta 3 factores:

  1. Saber cómo identificar los avances en la evolución de la innovación. Es decir, a qué nivel están las empresas, tanto a nivel humano como de gestión de liderazgo. Cuáles son los frenos que tienen, lo que imposibilita el avance de las personas y de la propia organización.
  2. Desarrollar las competencias alrededor del proceso de innovación. Este proceso está relacionado con la creatividad, con el design thinking, con el LEAN. Estos elementos son necesarios para poder identificar las oportunidades o gaps que existen ahora mismo en el mercado.
  3. El papel del liderazgo en la cultura innovadora.

Si hacemos una reformulación nos encontramos con tres factores: identificar las áreas de freno de la cultura innovadora, desarrollar las competencias en torno a la cultura innovadora y afrontar desde el liderazgo la cultura de innovación.

ALT CULTURA INNOVADORA

Siguiendo los tres vértices de este triángulo podemos resolver la “ecuación de la innovación” y empezar a trabajar y a apostar por ella. ¿Está tu empresa lista para innovar?