ALT ORGANIZACIONES DEL FUTURO

Las organizaciones del futuro

En las organizaciones del futuro, las personas deben tener iniciativa en mayor o menor grado.

 El éxito de las organizaciones del futuro reside en su capacidad para entender el presente y aprender del pasado. Tienen que comprender el propósito, el mercado y las reglas, además de contar con procesos de liderazgo y autonomía.

¿Cómo deben ser las empresas del futuro?

  • Orientadas a la práctica

Practicar es hacer. Las empresas deben aprender haciendo cosas, no solo reflexionando, sino conociendo y haciendo en equipo. Aprender de los errores es evolucionar.

  • Creadoras de innovación

Las empresas deben reorientar sus objetivos para obtener resultados concretos y crear entornos que fomenten la innovación. Enfocarse en procesos aislados solo hará que se queden paradas en un punto y no vayan más allá.

  • Con una visión de liderazgo amplia

La función de los líderes no es solo mandar. Deben orientar, motivar y conseguir que el equipo pueda desarrollar todo su potencial y explotar sus cualidades de manera autónoma.

  • Adaptables al entorno

Las organizaciones no pueden ser cerradas, tienen que estar dispuestas a avanzar y cambiar con el entorno, aprendiendo de él y exprimiendo cada oportunidad que ofrezca.

  • Capacitadas digitalmente

El mundo actual cambia de forma constante y rápida, la transformación digital es parte de este cambio y es un pilar fundamental del futuro. Las capacidades digitales son necesarias y dotan a las organizaciones de más posibilidades en el mercado.

  • Centradas en las personas

Las personas tienen que ser más valiosas que los elementos físicos, deben ser valoradas pues son la fuente del conocimiento. La organización ha de ser horizontal, pero también dirigida y motivada; lo que quiere decir que todos pueden participar en todos los proyectos y la información tiene que fluir en todas direcciones.

Las organizaciones del futuro necesitan personas que sean capaces de trabajar en equipo, de modo transversal y colaborativo.

Deben tener personas que sean capaces de aportar ideas diferentes, personas divergentes que formen equipos complementarios, personas que se pregunten el porqué de las cosas, que sean curiosas y tengan ganas de aprender.

 Los procesos de liderazgo tienen que estar directamente ligados a la comprensión de las competencias y el orden de los propósitos de fuera a dentro de la organización: la empresa, el equipo y las personas individuales.

 Las organizaciones del futuro son aquellas que tienen culturas tolerantes al error, no deben tener miedo a equivocarse al crear cosas nuevas. Tienen que estar formadas por equipos preparados para crear y afrontar desafíos.

La confianza es uno de los factores más importantes de las organizaciones del futuro.

Las organizaciones que incluyen la cultura del cambio y la innovación en su ADN, tienen más probabilidades de alcanzar el éxito. Desde Praxis Grow: Equipos y Liderazgo ofrecemos estas posibilidades a lar organizaciones, preparando a los equipos para evolucionar y adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado y los desafíos actuales.

Para ello, creamos vías personalizadas para enfocar cada negocio, generando equipos autónomos y con confianza que logren alcanzar los objetivos de negocio. ¿Tu organización ya forma parte del futuro o sigue anclada en el pasado?