ALT EQUIPOS DEL FUTURO

Cómo dirigir a los equipos del futuro

En la actualidad la cultura laboral está cambiando: la manera de trabajar, las relaciones comerciales, etc. El entorno es diferente y variable y hay que saber qué demandan y necesitan los equipos del futuro en las organizaciones.

Nos encontramos en medio de un tiempo complejo. Pero esta complejidad no tiene por qué traducirse en pensamientos y sentimientos negativos. El proceso de liderazgo en ambientes cambiantes se aprende, del mismo modo que a afrontar situaciones difíciles y generar una nueva cultura organizacional.

Para liderar a los equipos del futuro hay que detenerse en unos factores clave.

  • Los valores

Los valores unen a las personas y a las organizaciones. Renovar los valores en función de los nuevos tiempos implica instaurar nuevos principios de gestión relacionados con la lealtad, el compañerismo y la responsabilidad.

  • La ideología

En la ideología residen las ideas que cada empleado tiene sobre su puesto de trabajo. Ahora más que nunca es el momento de redescubrir cómo los empleados ven y valoran la organización. Es importante desarrollar un sentimiento de pertenencia a la organización que implique confianza y que involucre a las personas.

  • La innovación

Para dejar entrar la innovación en una empresa, muchas veces hay que desaprender lo aprendido. Invertir en innovación significa apostar por las personas, cambiar los procesos y convertir la organización en más competitiva para poder responder a los desafíos actuales.

Las organizaciones tienen que innovar, tanto en las personas como en los procesos, partiendo de elementos como la creatividad y la confianza.

La mayoría de las organizaciones se encuentra en un proceso de transformación desde hace años y ha podido comprobar que definir una nueva estrategia es insuficiente para cambiar a todas las personas que forman parte de una organización. Dar información sobre un cambio no lo hace efectivo, hay que trabajar y practicar sobre el mismo.

Los equipos del futuro tienen que poner en marcha las estrategias de cambio de las organizaciones. Es importante que tanto líderes como empleados comprendan que el cambio no es solo a nivel mental, sino que adaptarse a los nuevos tiempos les permitirá dar un nuevo sentido emocional y profesional a su puesto dentro de la empresa, de esta manera podrán conectar con el cambio y no generar resistencias.

Los líderes tienen que ser los primeros en guiar la organización, generando espacios de autonomía y creación donde las personas y los equipos del futuro puedan expresar, conectar y contribuir desde su jornada laboral.

La creación de estos entornos adecuados propicia el surgimiento de las oportunidades de transformación y de las acciones de mejora, que analizándolas y potenciándolas darán lugar a grandes cambios.

Cuando las personas se alinean con la cultura empresarial, los equipos se transforman y aportan ventajas competitivas a sus organizaciones.

Ahora más que nunca los líderes tienen que hacer frente a nuevos cambios, un futuro cargado de desafíos e incertidumbre. En esta nueva etapa impulsada por las nuevas tecnologías, el liderazgo cobra aún más importancia y los líderes deben saber cómo enfrentarse a transiciones y cambios.

Los líderes de los equipos del futuro necesitan empoderar a sus empleados, dotándoles de autonomía y libertad en sus procesos de trabajo. Por lo tanto, los líderes deben estar formados en todos los niveles fomentando la responsabilidad y la participación.

El liderazgo del futuro trata de personas, no solo de tecnología. Las nuevas herramientas digitales muchas veces hacen que el interés se desvíe de lo verdaderamente importante: las personas.

Un líder del futuro necesita comunicarse de forma clara y con unos objetivos muy definidos para que los empleados entiendan porqué se llevan a cabo.

Los líderes innovadores son creativos y se adelantan a los cambios.

Los líderes deben mantenerse enfocados en el presente, saber visualizar el futuro y alcanzarlo adaptándose a los cambios.

En la era en la que nos encontramos, cargada de cambios y de nuevos procesos, los líderes de los equipos del futuro tienen que innovar, experimentar y evolucionar de forma constante para satisfacer las dinámicas.

En Gato&Partners, apostamos por los líderes y los equipos del futuro y los formamos para lograr el éxito en el momento actual. Hacemos las preguntas adecuadas para construir el futuro de cada organización.